ÁREA DE MIEMBROS

¿Olvidó su contraseña?

¿No tienes una cuenta?

REGISTRARSE

Shopping Cart CARRITO DE COMPRAS

Items (0)

Información del libro

Categorías: Literatura - Poesía

Testimonio II- Poesía

por José Trías Monge

Precio regular:

$19.95

Año de publicación: 2010
Encuadernación: Rústica
Número de páginas: 212
ISBN: 978-0-8477-3241-8
Dimensiones: 6.00" x 9.00"
| More
Con Testimonio II, Jose Trías Monge vuelve a recorrer el camino de su vida, siempre en clave autobiográfica, pero esta vez con las armas del poeta, con fino lirismo, expresividad, humor e ironía.

 

 

Testimonio II is a collection of poems in which the existential tension of the public man and the jurist is set free and resolved through the aesthetic act. The book is part of the biographical project that started with Cómo fue, his memoirs published in 2005, and will be completed with the publication of Quimbambas y Jurutungo, Narraciones, a collection of short stories.

José Trías Monge

 

JOSÉ TRÍAS MONGE

Y el otro Trías Monge

La sorpresa aquí no está en encontrar inéditos, sino en encontrar –tras la figura de un jurista conocido- a un gran escritor.

Por:  Carmen Dolores Hernández

 

Estos dos libros póstumos entrañan varias sorpresas, aunque diferentes de las que marcan el libro de Cortázar.  No se trata aquí de textos inéditos de un escritor conocido, sino de los inéditos de una personalidad desconocida como escritor pero reconocida como jurista.  José Trías Monge (1920-2003) fue un abogado prominente, Secretario de Justicia, miembro de la Asamblea Constitucional y juez presidente del Tribunal Supremo.  Jugó un papel importante en la era de Muñoz Marín y uno además controversial como supuesto autor de la Ley 53, la “Ley de la Mordaza”, concebida como un método de represión de los nacionalistas.  (En una entrevista que le hiciera antes de morir, Trías Monge afirmó que él le había aconsejado a Muñoz Marín la derogación de esa ley).

 

En el 1999 Trías Monge publicó un poemario, “Testimonio” (Plaza Mayor) que nos reveló su faz literaria.  Ahora, casi una década después de su muerte, la Editorial de la UPR publica un segundo poemario,  “Testimonio II”, y los dos libros de cuentos que reseñamos y que constituyen –ellos sí- un auténtico descubrimiento.

 

Ambos consisten de varios cuentos cortos, alguno cortísimo, pero ambos son diferentes en tono.  En los “Cuentos del Jurutungo”, a una especie de exordio seudo-sesudo sobre el significado y los usos de la palabra jurutungo, sigue una serie de textos regocijados donde priman las ambigüedades y la descolocación –en el tiempo y el espacio- tanto de los personajes como de la acción.  El efecto calculado es una sensación de confusión.  Las identidades de los personajes son, a menudo, porosas.  En “El hermano” no se sabe bien quién narra.  En “Lola” la esposa puede ser la amante, puede ser la esposa en el juego de espejos muy sugestivo.  En otros cuentos se establece una angustia, un terror difuso con raíces ancestrales (“Las furias”), sobrenaturales (“Los ángeles no lloran”) o políticas (“Trampas, tramoyas y trampas”, cuento que, por otro lado, podría haber sido, con más extensión, una novela de espionaje).  Las claves de cuentos como “Correo electrónico” nos refieren a la ciencia ficción.  Otros –como “Junior”, sobre el hijo de Satanás, que no ha salido a su padre- se inscriben en lo fantástico.  Uno, “La isla errante” es una farsa en la que la Isla de Puerto Rico suelta amarras y se desplaza por el hemisferio.  Todos son graciosos.  El humor de Trías Monge es sutil y controlado, irónico, con guiños frecuentes a la literatura y al habla popular.

 

“Quimbambas” reúne cuentos más pícaros.  Muchos tratan sexo iniciático y tienen un trasfondo más costumbrista que los del libro anterior.  Algunos siguen teniendo una fuerte carga de fantasía, como “El tren volador” o el misterioso “El Blitiri”, que hubiera podido dar pie a una novela.  En ambos libros aparecen frecuentemente seres sobrenaturales, sobre todo ángeles en situaciones comprometidas o lastimeras.  Los finales, además, suelen ser anticlimáticos y abruptos, dejando al lector con una sensación de perplejidad y la sensación ambigua de que tal vez le hayan tomado el pelo.

 

La publicación póstuma de sus cuentos nos revela que Trías Monge, además de un gran jurista, fue un excelente narrador.

 

CUENTOS DE JURUTUNGO.  José Trías Monge.  San Juan:  Editorial de la UPR, 2009, 97pp.

QUIMBAMBAS. Cuentos.  José Trías Monge.  San Juan:  Editorial de la UPR, 2009,  91pp.